La retransmisión en directo salta